wpid-cuidado-del-cliente.jpg

Las tendencias del mercado han cambiado. Hace unos años el gran esfuerzo de las empresas residía en el producto, en conseguir un producto novedoso o diferente con un gran valor diferencial sobre el resto de competidores para ganar la batalla de las ventas.

Actualmente existen muchos productos iguales o cuyas diferencias son mínimas por lo que los grandes esfuerzos empresariales deben trasladarse del producto al cliente.

La venta y la atención al cliente se entendían, y aún en muchas empresas se siguen entendiendo, como dos departamentos inconexos con labores diferenciadas y sin relación pero actualmente los clientes exigen que ambos departamentos trabajen de manera coordinada.

Una empresa al fin y al cabo quiere resultados económicos o lo que es lo mismo ventas por lo que las empresas actuales que quieran aumentar sus resultados deben realizar una transformación global en sus departamentos.

“El 73% de clientes están dispuestos a pagar más para recibir un servicio de atención de calidad”

Fuente: brandvoice.relationclientag.fr

De nada sirve que facilites el contacto de tus clientes al departamento de atención al cliente si el departamento de ventas es inaccesible o viceversa. La empresa y todas las acciones deben entenderse como algo global entendiendo  dicha transformación de manera activa para ser capaz de satisfacer todas las demandas de los clientes de manera eficaz, personalizada y convirtiendo cada una de las interacciones en experiencias positivas para tus clientes.

Enmarcar todo el proceso de ventas, departamento comercial, de atención al cliente y marketing, en una única herramienta favorece que la experiencia de todas las comunicaciones de cliente a empresa y viceversa sean satisfactorias puesto que el uso de una herramienta centralizada ayuda a todos los miembros del equipo el acceso a la información y a conocer en cada momento en qué parte de proceso de venta o postventa se está con cada uno de los clientes.

Pero, ¿por qué la atención al cliente genera ventas?

Los clientes para una empresa son como los amigos.  Cuando un cliente siente que encuentra lo que busca, que se le escucha y se preocupan por él se crea un vínculo personal y emocional que va más allá de la relación cliente- empresa.

La motivación por ejemplo del precio es relativa si sientes que el valor que pagas por un producto va más allá del propio producto sino que realmente vale lo que pagas por el producto porque tiene un valor añadido que no te ofrece ninguna otra empresa como puede ser la facilidad de acceso a la empresa, la rapidez de respuesta, las soluciones ante problemas surgidos o el servicio postventa.

Así pues, una adecuada atención al cliente da valor real y emocional a tus productos y servicios y puede convertirse en el gran argumento de venta.

Ahora puedes conseguir  aquí una demo gratuita de Freshdesk para que puedas ver en primera persona todas las ventajas que tiene para ti y para tu empresa.

Comparte si te ha gustado
Especialista en Publicidad Experta en generación de contenidos y copywritter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>