aceptar la digitalización en la empresa

¿Aceptan las empresas la digitalización?

Las empresas se van concienciando sobre la importancia de la digitalización, la comunicación y el marketing en Internet, pero aun lo visualizan desde un enfoque erróneo y demasiado rígido.

¿Es ese el caso de tu empresa?

Empresas y Pymes que llevan muchos años en el sector y que han resistido a la crisis como buenamente han podido, buscan seguir las tendencias, pero en el fondo quieren seguir siendo las mismas.  No hay innovación.

La digitalización no se trata solo de tener una página web y redes sociales

Hay que destacar por encima de todo que una empresa, pequeña, mediana o grande, que haya resistido a la crisis, es una empresa con capacidad para adaptarse al entorno, y méritos más que suficientes para adaptarse también a Internet.

Pero estar en Internet no es solo tener una página web, blog y redes sociales.  La transformación digital y la importancia de la comunicación y las TIC en general, implica desaprender años y años de una forma de hacer las cosas desfasada.

No hablo del producto o servicio (que indudablemente seguirá siendo de calidad aunque en ocasiones sí es necesaria la innovación del mismo), hablo de la forma de comunicarlo, de hacerlo sentir al cliente.  Hablo también de la forma en la que CEOs, directivos y trabajadores están visibles en Internet y se implican con la comunicación online de su negocio.

Si una empresa que lleva muchos años relacionándose con su entorno, quiere seguir haciéndolo de la misma manera a través de su web, blog y redes sociales, no hay ningún cambio, ninguna transformación digital.  Solo añadimos canales de comunicación en el entorno online.  ¿Es positivo? Puede que sí, pero su efectividad será otra cosa.

¿Temen las empresas la digitalización de su comunicación?

Los posibles motivos por los que las empresas son rígidas a la hora de adaptarse al entorno digital es porque están más inmersas en lo que creen que de verdad importa: lo tangible.

El marketing, la comunicación online, etc son intangibles a los que no les ven un beneficio inmediato.  Si a ello le sumamos una transformación digital que implique desaprender y aprender por parte de personas que consideran que su dilatada experiencia les da  autoridad para decir que “lo saben todo sobre su sector”, los resultados de estos “intangibles” (necesarios) serán aún más lentos, en el caso de que los haya.

“Se puede explicar al hombre más ignorante las cosas más abstractas, si él de ellas aún no tiene noción alguna; pero no se puede explicar la cosa más simple al hombre más inteligente, si él está firmemente convencido de saber muy bien lo que se le quiere enseñar”

Tolstoi

 

Humildad ante la digitalización

Si de verdad los directivos creen que deben estar visibles y activos en el entorno digital, la humildad para aprender a estarlo es imprescindible.  No lo sabemos todo sobre nada.  La inquietud de aprender nos lleva a la mejora continua.

Debemos de realizar una transformación digital en nuestras empresas con voluntad de aprendizaje sobre todo lo que aún no conocemos, y eso en ocasiones significará que hay que cambiar un modelo de comunicación obsoleto, que ha traído durante años resultados pero no es ya suficiente en los tiempos actuales.

digitalizacion en la empresa evitar obsolescencia

El éxito de la digitalización se consigue en equipo

La transformación digital de una empresa debe de hacerse trabajando en equipo. Todos remarán a favor de un objetivo común, hacer crecer la empresa en el entorno digital.

Si todos los trabajadores de la empresa, en especial las cabezas más visibles, los directivos, se implican en la digitalización, estaremos haciendo un trabajo, para empezar serio, responsable y que indudablemente tendrá beneficios.

Los equipos de trabajo que se implican con la comunicación de la empresa en el entorno digital, tienen fuertes marcas personales con una estrategia común, que ayuda a impulsar a la empresa hacia la consecución de oportunidades de negocio que no esperarían conseguir de otra forma.

Además, el trabajo en equipo acelera el proceso y los beneficios podremos verlos antes.  Pero no nos engañemos, crear un producto físico y venderlo, lo vemos, lo tocamos y lo cobramos, los intangibles necesitan más tiempo.

La estructura de un edificio no la vemos pero es la que lo sostiene.  La comunicación online, el marketing digital y emocional, el branding… son estructuras poderosas que sostienen y potencian productos/servicios de calidad.

En conclusión, tenemos aun mucho camino por recorrer hasta aceptar la digitalización real y necesaria para continuar en el nuevo paradigma que nos brinda Internet.

Tenemos las oportunidades ahí, tenemos las herramientas necesarias para tratar de llegar a ellas, entonces ¿qué no están haciendo bien las empresas para aprovecharlo?

Si tienes dudas ponte en contacto con el equipo de Aquí no llueve sobre mojado 3.0, estaremos encantados de recibir tu consulta.

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>