Mejora continua estrategia digital

El comportamiento de nuestros clientes puede variar según se trate del entorno online u offline, debemos por tanto prestar mucha atención a todos los datos que nos aporta el Inbound Marketing para mejorar continuamente la estrategia digital y enfocarla cada vez más a aumentar la conversión en ventas.

Cuando iniciamos una estrategia Inbound lo primero que hacemos es realizar uno o varios arquetipos de clientes ideales, que consideramos que son los más interesados en nuestros productos, creamos un buyer persona y empezamos la estrategia de Marketing de Atracción, pero ¿es la realidad tal como la habíamos imaginado?

Debemos redefinir al buyer persona para mejorar la estrategia digital

Con la investigación que haremos para saber quién es nuestro buyer persona, determinaremos nuestra estrategia de Marketing de Contenidos, así como todas las acciones que realizaremos a lo largo del embudo de conversión.

Sin embargo, al inicio, y sobre todo aquellas empresas, pymes y negocios que empiezan su actividad desde cero en Internet, el hecho de crear un buyer persona supone formular una hipótesis que deberemos comprobar como cierta o bien hacer una redefinición de nuestro buyer persona.

El porqué de estos cambios radica en que un consumidor puede tener un comportamiento distinto que no esperábamos cuando elaboramos nuestra estrategia digital.  Con el tiempo contamos con más datos que nos pueden dar una visión más real del cliente online.

mejora de la estrategia digital con Inbound Marketing

El proceso de Inbound Marketing ayuda a saber cómo son nuestros clientes online

La estrategia Inbound, al tratarse de un proceso largo que utiliza diferentes elementos, nos proporciona mucha más información que otras estrategias.  Podemos mejorar cada parte del embudo de ventas minuciosamente según los datos que nos ofrezcan nuestras acciones.

Las acciones de Inbound Marketing que nos aportarán datos suficientes para mejorar la estrategia serán:

 

  1. El SEO

El SEO es quizá el elemento más importante de la primera parte del embudo de ventas.  El Inbound Marketing trata de atraer al cliente digital sin resultar incómodo, por lo que provocaremos que sea el usuario el que nos encuentre cuando decida buscar un servicio o producto relacionado con nuestra actividad.

Sabremos cómo mejorar la estrategia digital analizando, a través de herramientas, los canales orgánicos que utilizan para llegar a nuestra web, como por ejemplo Google.  Investigaremos aquellos contenidos o páginas web que más visitas orgánicas reciben para descubrir en qué información o productos están más interesados frente a otros.

Este análisis también nos aportará información para mejorar la estrategia de contenidos, ya que sabiendo qué es lo que más les interesa podremos enfocarla en esa dirección.

2. El Marketing de Contenidos

En la estrategia Inbound, el Marketing de Contenidos es el motor de todo el engranaje.  Gracias a ello, posicionamos orgánicamente, informamos, fidelizamos… hacemos Inbound de verdad.

Pero lo más importante de todo es enfocarlo al cliente digital, consiguiendo el mayor efecto posible para lograr generar confianza y ser útil al usuario.

Mejoraremos sustancialmente nuestros contenidos y con ello la estrategia digital poniendo atención al tiempo que el usuario pasa en cada contenido.  Este dato es sumamente importante porque si nuestros clientes potenciales invierten tiempo en páginas web que no son nuestro objetivo, esto nos indicará que algo estamos haciendo mal.

O bien, invierten poco tiempo en aquellas páginas que sí nos interesan y la tasa de rebote es muy alta, lo cual nos dice que no están interesados en nada más, por lo que se van sin convertir.

3. El Lead Nuturing

Utilizamos el Lead Nuturing dentro de la parte media del Customer Journey; el objetivo es dar contenidos más enfocados a las personas que ya han mostrado un interés.  Una forma habitual de Lead Nuturing es utilizar herramientas de E-mail Marketing para hacer llegar información personalizada.

El Inbound Marketing como decíamos, es un proceso largo, donde la parte central del embudo de ventas será clave para convertir nuestros leads en clientes.  Si esta parte no funciona, todo el esfuerzo anterior no tendrá resultados.

Los datos que nos aportarán las herramientas de e-mail marketing son muy útiles al tratarse de información personalizada que enviamos a cada lead.

Podemos hacer una investigación de cada uno y segmentar estratégicamente según sus comportamientos, gustos y formas en las que interactúan con el contenido, ya que podremos medir qué enlaces o hipervínculos interesan más.

4. La gestión de Redes Sociales

El entorno Social Media nos proporcionará información de primera mano sobre nuestros clientes potenciales.  Las Redes Sociales funcionan en cada etapa del embudo de ventas: atraen, convierten y fidelizan.

En cada fase del embudo deberemos medir diferentes métricas que nos indiquen si estamos consiguiendo lo que pretendemos.

Si por ejemplo, queremos atraer clientes a la web, tendremos que medir el número de clicks a enlace y analizar con herramientas como Google Analytics si esos usuarios se convierten finalmente en ventas o formularios de contacto.

La fase de fidelización la evaluaremos por el número de comentarios y usuarios recurrentes que comparten nuestros posts.  La satisfacción de estos usuarios será nuestro mayor activo para asegurar un contacto comercial futuro.

Mejora de la estrategia digital según los datos

Cuando tenemos todos los datos que en cada etapa nos aporta una estrategia tan completa como el Inbound Marketing, podremos valorar si nuestro buyer persona es tal como  pensábamos o si tenemos que redefinirlo.

Mejora continua estrategia digital

Los datos que obtengamos pueden producir cambios cuando por ejemplo:

  • Recibimos más visitas de un género

Cuando un producto o servicio es independiente al género de la persona, no suele ser un dato que nos preocupe.  Pero si se diera el caso de que recibimos un número significativo de visitas de un sexo más que del otro, podríamos replantearnos nuestra forma de comunicar, las imágenes que mostramos, canales en los que distribuir contenidos, etc.

  • Tenemos conversiones con franjas de edad que no esperábamos

Según el tipo de producto que ofrecemos podemos pensar que hay una determinada edad más propensa a convertirse en ventas.  Los datos nos pueden dar información sobre otro grupo de clientes potenciales, quizá más jóvenes o más veteranos, pero en cualquier caso, que nos indique que debemos enfocar nuestra estrategia digital también a ese público.

  • Usuarios con otras ocupaciones profesionales

Si hemos planteado que nuestro buyer persona suele ser un empresario/a al mando de una PYME de un determinado sector y por ejemplo, algunos de nuestros servicios resulta ser más necesarios para autónomos o freelance, podemos crear un nuevo arquetipo para ese servicio en concreto, y dedicar información y recursos a acercarnos a ese segmento de usuarios.

  • Una temática tiene más visitas y baja tasa de rebote que otras

Al analizar los datos que nos reporta Google Analytics podemos descubrir temáticas que interesan o preocupan más a nuestro público objetivo y que hasta entonces no habíamos creído que eran tan importantes.  Este dato también lo podemos medir en parte, con la acogida que tenga en Redes Sociales.

  • Contenidos que se comparten más en Redes Sociales que otros

Tiene una diferencia con el punto anterior, y es que estos contenidos pueden interpretarse como virales teniendo en cuenta además del tema,  el formato en el que se presentan: imágenes, infografías, videos… No solo es el texto lo que nos dice qué quieren nuestros usuarios, sino cómo quieren que se lo presentemos.

  • El comportamiento dentro de la web

En el Inbound Marketing los CTAs tienen especial importancia, se trata de llamadas a la acción hacia contenidos que pueden interesar al cliente digital.  El Inbound se basa en esto, en atraer a través de información útil, y por tanto, no menos necesario será saber qué hacen nuestros usuarios dentro de la web para optimizarla y añadir los CTA en los lugares estratégicos que más frecuentan.

Os dejo una selección de herramientas muy útiles para esta labor

Estos son solo algunos puntos, pero es indudable que una vez que se analizan la gran cantidad de datos que nos proporciona el Inbound Marketing, podremos mejorar nuestra estrategia digital general todo lo que la imaginación y la voluntad quiera.

Por último, recuerda contextualizar siempre estos análisis dentro cada etapa del Customer Journey y así la información del comportamiento del usuario y las mejoras que hagamos en nuestra estrategia digital tendrán sentido y resultados.

¿Crees que una estrategia de Inbound Marketing puede ser lo que necesitas? ¿Sigues ya una estrategia Inbound pero no obtienes los resultados que esperabas?

Ponte en contacto con nuestro equipo de Aquí no llueve sobre mojado 3.0 y consúltanos todas tus dudas.

 

 

 

Comparte si te ha gustado

One thought on “Inbound Marketing y la mejora continua de la estrategia digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>