la mediación mejora el acuerdo en la gestión de cobro a morosos

La morosidad en España ha disminuido según estudios estadísticos publicados, sin embargo, los impagos siguen siendo un problema habitual de las empresas y organizaciones al que la mediación, como mecanismo extrajudicial, puede dar solución.

Tanto si eres empresario de PYMES, que no suelen tener un departamento jurídico o recursos suficientes, como si eres directivo, gerente o autónomo en busca de una solución a tus problemas de impago, la mediación ayuda a gestionar el cobro de morosos y asegurar la continuidad de la relación comercial.

la mediación soluciona el cobro de clientes morosos en las empresas

La mediación es la vía extrajudicial más rápida, barata y con una alta efectividad que las empresas pueden aprovechar para la solución de conflictos.  Y en una situación tan delicada como es la gestión de morosos, ¿cómo se desarrolla este proceso mediador con éxito?

I. Análisis de la situación del deudor

Antes de llevar a cabo una negociación, los mediadores recopilan toda la información posible sobre la naturaleza del deudor y sus circunstancias.

Especialmente en una situación de impago, tener un informe sobre la solvencia del cliente moroso ayuda a saber qué expectativas de cobro hay y la viabilidad del acuerdo.

II. Clasificación del tipo de moroso

El informe de solvencia servirá para conocer si el deudor es titular de bienes, si tiene fondos en cuentas bancarias o cuál es su situación laboral actual.  Con todo ello podemos saber si su falta de liquidez es transitoria y además si el impago es o no deliberado.

Un cliente moroso que ha incurrido en un impago sin actuar de mala fe y con una situación de no liquidez temporal, estará más predispuesto a llegar a un acuerdo amistoso.

III. La negociación

El mediador se pondrá en contacto con el deudor para comunicarle su situación de impago.  El objetivo de la negociación será, por una parte, cobrar la deuda, y por la otra, mantener la relaciones comerciales con el cliente.

En este sentido, el mediador tiene que poner en práctica todas sus habilidades técnicas y personales, siendo asertivo y empático mientras dirige el diálogo con perseverancia.

La comunicación verbal y no verbal por parte del mediador será conciliadora evitando expresiones negativas como “impago” “morosidad”, “deuda”.  Así, el cliente moroso percibirá una imagen amable que facilite la conciliación de intereses y potencie, además del pago, una buena relación comercial posterior.

IV. El acuerdo

Una vez que se han expuesto los intereses de las partes durante la negociación y haciendo una escucha activa de las mismas se hayan acercado posturas, es fácil llegar a una solución del impago. 

En este punto de la mediación, ambos,  voluntariamente acordarán la cuantía del pago, la forma y el tiempo en se ejecutará.

la mediación mejora el acuerdo en la gestión de cobro a morosos

Este acuerdo se dará de tal forma que el resultado sea aceptable por parte del empresario y asumible por parte del deudor, quedando los dos satisfechos y dispuestos a continuar colaborando en beneficio de sus intereses.

La vía judicial en estos casos es una alternativa larga y costosa que rompe la relación de los implicados impidiendo futuros negocios de interés empresarial para ambos.  Si las partes tienen la voluntad de solucionar el conflicto y el impago no se ha dado de mala fe, la mediación siempre será la mejor opción extrajudicial.

Mediar en conflictos de impago necesita experiencia y habilidades derivadas de una formación de carácter transpersonal que capacite para el auto-liderazgo y que el empresario puede que no haya desarrollado a lo largo de su carrera profesional, por lo que en Aquí no llueve sobre mojado 3.0 consideramos la mediación una fórmula eficaz de resolución de conflictos para la empresa y fomento de la coopetitividad entre las partes.

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>