desconfianza excesiva de directivos con Síndrome de Dr.House

Retomando los modelos de conducta basados en síndromes, hoy toma el relevo: El síndrome del “Dr.House”.

¿Tu empresa necesita que circule el “capital”confianza? O ¿Necesita personajes que de forma continua utilicen métodos deductivos con una actitud fría e indolente hacia los empleados?

desconfianza de perfiles con síndrome de Dr.House

Es lógico que inicialmente, con nuevas contrataciones en la empresa o nuevas incorporaciones a un equipo o a un proyecto, exista cierto grado de desconfianza y dudas iniciales que nos hagan “controlar”, en cierta medida, el desempeño de esos nuevos colaboradores.

Pero también es cierto que si desconfiamos continuamente de los demás, al final, los demás no confiarán en nosotros, generando un entorno adverso y contrario a los objetivos de coopetitividad.

¿Reconoces esta situación en tu equipo de trabajo?

Síntomas:

  • Conducta de desapego, y ninguna vinculación psico-emocional hacia el superior/compañero/empresa en el que trabaja.
  • Inexistencia de trabajo en equipo, debido a la desconfianza sobre las capacidades del equipo que colabora con él/ella.
  • Sentimiento de indecisión continua, en cada colaborador, respecto a sus propias habilidades y capacidades para desempeñar la tarea encomendada.
  • Los trabajadores están desmotivados por el miedo al fracaso y al reproche debido a las bajas expectativas sobre el resultado.
  • Historial de quejas que acompaña en el desempeño laboral de quien sufre este síndrome.
  • Nula aceptación de críticas respecto a su manera de proceder y actitud al frente de las personas. Es indolente.
  • NO demuestra sentimiento de pertenencia a un equipo, no felicita tras el éxito del equipo o progreso de algún empleado.
  • El eje estructural de cualquier proyecto siempre pasa por el directivo/gerente/superior
  • Se produce mucha rotación del personal en la empresa, departamento o equipo liderado por un House.
  • Genera entorno de rumorología e incluso la fomenta.

Si la respuesta es afirmativa, ¡Enhorabuena! Ya sabes cuál es el motivo de la inapetencia laboral que probablemente impera en tu organización.

Bienvenidos al mundo de los CEO’s que necesitan rodearse de personal de confianza en  quien poder delegar para centrarse en el core del negocio.

desconfianza excesiva de directivos con Síndrome de Dr.House

Consecuencias

  • Anulación progresiva (psíquica y física) y baja autoestima en los colaboradores, que al mismo tiempo se sienten emocionalmente vinculados hacia los perfiles con síndrome de Dr. House.
  • El sentimiento de duda acerca de la capacidad profesional de los empleados es perenne , lo que elimina cualquier atisbo de pro-actividad
  • Cada vez se es menos consciente de estar en un ambiente tóxico
  • La comunicación bidireccional, la motivación, la escucha al equipo, y demás elementos imprescindibles para generar un ambiente laboral sano, son elementos que, sencillamente, no existen en estas organizaciones.

Qué es el Síndrome del Dr. House y qué utilidad puede tener para la empresa

Jefe

La organización que se enorgullece de tener colaboradores/empleados con síndrome de Dr. House, está evidenciando su incapacidad para retener el talento en la empresa y, obviamente, necesita revisar cuáles serían las conductas más eficaces para conseguir la confianza e implicación de sus colaboradores sin aplicar medidas de presión.

Los “Doctor House” sólo ven a sus compañeros como meras herramientas que usar para conseguir el objetivo propuesto y difícilmente pueden sobrevivir en un entorno laboral en  el que no ejerzan un cargo de poder y tengan la posibilidad de actuar impunemente en la práctica de su peculiar manera de dirigir a las personas.

tratar a los empleados como meras herramientas

Como empleado

Lamentable situación es tener como superior/directivo/jefe a un síndrome de Dr. House, siempre receloso, ególatra y que invariablemente pone en cuarentena cualquier aportación que hagan sus colaboradores.

“Suceda lo que suceda, siempre dispondrá de argumentos que justifiquen su conducta por las insuficientes actitudes de los empleados”.

No aprecia que su comportamiento sea incorrecto, quien no esté de acuerdo, ¡que hable con la dirección o que desaparezca del equipo!

estar de acuerdo con un directivo con Síndrome de Dr.House o desaparecer del equipo

No le interesan las expectativas, preferencias, necesidades de los demás, tan sólo se centra  en el objetivo a conseguir y los recursos que va a necesitar, tanto materiales como humanos. Y se muestra indolente ante las muestras de reconocimiento cuando obtiene los resultados previstos.

La auto-justificación a su comportamiento es que no hay que perder el tiempo en detalles innecesarios e ir directamente al grano del asunto, exponiendo crudamente lo que quiere y sin generar falsas expectativas.

Hasta cierto grado esto puede ser correcto:

La sinceridad es necesaria  para provocar la confianza y generar un buen equipo de  trabajo”

¡Ojo! Pero el secreto para que esta fórmula funciones es que hay que saber dosificarla, ya que:

“El exceso de sinceridad genera desconfianza”

excesiva sinceridad de los Síndrome de Dr.House en la empresa

Recuerda:

– Hablar claro no es lo mismo que ser un Doctor House.

2º – La confianza se genera escuchando más que hablando, y el respeto hacia las opiniones de los colaboradores demuestra confianza y humanidad, generando un bucle de sinceridad que a su vez, implicará lealtad entre las partes.

3º – La lealtad en la empresa y hacia la empresa es imprescindible, para ello hay que tener como objetivo principal que las personas son el fin en sí mismo y nunca un medio.

Conclusión:

En las empresas/organizaciones/departamentos donde la excelencia en el trato con los clientes, tanto internos como externos, se considera uno de los objetivos principales, no pueden disponer de un Dr. House entre sus filas por muy aceptables que sean sus logros.

Si queremos disponer de una empresa transparente, confiable, 3.0, amable y desintoxicada, debemos erradicar aquellos perfiles tóxicos que empañen o puedan poner en duda nuestra filosofía.

empresas 3.0 son empresas libres de perfiles con síndrome de Dr.House

¿Sabes cómo la Coopetitividad y  la Mediación pueden ayudarte a conseguir que tus clientes, internos y externos, perciban que tienes una entidad volcada en el Capital Confianza?

Evitar perfiles con Síndrome de Dr. House y crear un entorno laboral agradable consiguiendo una comunicación fluida entre los componentes de la organización que ayude a la consecución de objetivos comunes forma parte del Liderazgo Transpersonal que todo CEO, directivo, gerente y persona que se enfrente al entorno laboral debe desarrollar.

Desde Aquinolluevesobremojado30.com apostamos por el único Máster que imparte EDYCT sobre Liderazgo Transpersonal el cual cuenta con expertos de una reconocida experiencia en diferentes materias, capaces de sacar el líder que cada uno lleva dentro, desarrollándose personal  y profesionalmente.