Un cliente enfadado es una oportunidad de conseguir un cliente fiel, sólo es necesario un buen gestor con un buen soporte como Freshdesk para conseguirlo.