Business Coffee Break

asumir riesgos y afrontar las situaciones laborales

MUNDO CEO: SER SÍNDROME DE HAMLET O NO SER UN ETERNO INDEFINIDO

Improductividad vs. Reflexión, Procrastinación vs. Toma de decisiones, Serendipia vs. Pro-actividad… Con sólo leer el título te puedes hacer una idea de qué va el síndrome de Hamlet. ¿Cuándo sabemos que ha llegado el momento de traspasar la barrera entre pensar y actuar? ¿Dónde está el límite entre asumir riesgos y afrontar las situaciones laborales, o seguir debatiéndonos entre las posibilidades?

preparación para no padecer síndrome de bornout

MUNDO CEO: SÍNDROME DEL QUEMADO O BURNOUT

¿Sabías que cualquier persona puede adaptarse a su condición laboral por extrema que esta sea, con un entrenamiento adecuado?  Si esto es así, por un lado deberíamos preguntarnos cómo y por qué se da tan a menudo el Síndrome del Burnout, y por otro, cuál debería ser ese entrenamiento concreto que adecuara las personas a los puestos, con sus distintos niveles de exigencia.

No es lo mismo emprendedor,directivo, empresario

MUNDO CEO: emprender como directivo

¿Te has fijado en el título? Dispone de dos palabras clave que todo el mundo utiliza en la mayoría de las ocasiones como sinónimos, pero nada más lejos: un directivo no tiene porqué ser un emprendedor, al igual que un emprendedor no tiene porqué ser un directivo, o un empresario no tiene porque ser emprendedor ni tampoco tendría por qué ser un directivo.

grupo de trabajadores más satisfechos si no padecen Síndrome de Estocolmo

MUNDO CEO: “AMISTADES PELIGROSAS” O EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO LABORAL

El Síndrome de Estocolmo en clientes junto con el Social Selling puede aumentar las ventas, fidelizándolos sin ejercer medidas de presión, sino generando una vinculación psíquica y emocional entorno a tus productos/servicios. Por otro lado, es necesario evitar este síndrome entre tus empleados, para que estos también se sientan unidos a ella sin hostigamientos y repercuta en los resultados de la empresa. Por tanto, un CEO debe saber optimizar este síndrome y sacar partido de él fidelizando tanto a los clientes como a los empleados.