conectarse-para-aprovechar-oportunidades-sindrome-fomo

Aunque pueda parecer dura la pregunta, si sigues leyendo, entenderás  cómo al fin y al cabo, es un síndrome rentable para cualquier negocio online, sobre todo para aquellos que permiten y premian las interacciones en tiempo real con sus clientes.

¿De qué va FOMO?

Es el acrónimo de “Fear of missing  out” o lo que es lo mismo: el miedo a no ser aceptado por los demás, o transformémoslo en “positivo”, el deseo de ser aceptado por los demás, sea a nivel individual o grupal, la necesidad de pertenecer a una comunidad.

¿A que esto ya os resulta más próximo?

La pirámide de Maslow lo recoge como la necesidad de afiliación, de aceptación social. Por pura definición la necesidad de querer ser aceptado por otros siempre ha existido, solemos funcionar en sociedad queriendo ser reconocidos por los diferentes grupos de los cuales formamos parte: a partir de ello creamos nuestra identidad social.

¿Ya  estáis atando cabos?

Si a esta necesidad le sumamos que las redes sociales exponen la variedad de actividades, grupos, empresas, acciones, servicios, productos que podríamos estar consumiendo, haciendo, disfrutando, compartiendo,… cada segundo, la conclusión a extraer es que las empresas a través de los medios de comunicación social, y más en concreto a través de las REDES SOCIALES deben proporcionar SÍ o SÍ…

“…multitud de oportunidades de interacción social vinculadas a las más intensas emociones”

necesidad de pertenecer a una comunidad de los síndrome de fomo

Las redes sociales permiten que las personas seamos protagonistas y son el lugar idóneo para relacionarse con otros grupos de personas que usan su propio lenguaje y comparten sus gustos e intereses.

¿Y qué vincula el uso del software social por parte de las empresas con el síndrome FOMO?

Es obvio:

“El tiempo que no estamos conectados, nos estamos perdiendo las OPORTUNIDADES que las empresas nos ofrecen”

estar conectado para estar actualizado en todo momento

Imagen de Stryke, en Flickr

El software social en la medida en que permite establecer relaciones y comunicarse en el entorno digital, supone al mismo tiempo la cura y la retroalimentación del SÍNDROME FOMO. No es sólo que el mundo está en las redes, sino que además, parece que fuera de ellas, no existen las mismas oportunidades,Quien no está en ellas se queda fuera de juego, con la consiguiente etiqueta: “DESACTUALIZADO”

Muchos de los afectados interpretan la interaccion social con las marcas a través de las redes sociales, como algo socialmente positivo, liberador porque les permite llegar allí donde de otra manera no habrían tenido nunca la oportunidad de llegar. Las redes lo amplifican todo y podemos disponer en tiempo real de la información respecto a todo lo que podamos desear.

En este sentido, las empresas pueden argumentar que,

“sufrir FOMO es por lo tanto, saludable”

Partimos de la idea de que todos los usuarios de software social somos conscientes de que las experiencias humanas que se exponen a través de los medios de comunicación nunca son del todo ciertas, suponen una representación de la verdad, y este argumento no es nuevo. Buen ejemplo son las páginas de sociedad del periódico, fotos de fiestas en revistas, publicidad en tv, etc. La  diferencia es que ahora, la exposición es continuada gracias al uso de la tecnología social: móvil, tablet, portátil

Conforme la tecnología se vuelve cada vez más penetrante, nuestra relación con ella se intensifica, hasta llegar a otorgarle el poder de influir en nuestras decisiones, estados de ánimo y emociones.

Lo novedoso que aporta el software social en las comunicaciones:

  • El alcance de la info-comunicación se amplifica, puede trascender del online al offline y viceversa.
  • Eliminación de las barreras geográficas e idiomáticas
  • Se basan sobre todo en interacciones bidireccionales: usuarios = actantes
  • Empresas y personas participan en las RRSS con el lenguaje, las herramientas y la tecnología multimedia para crearse una identidad digital, en ocasiones anónima para poder proyectar su ego en internet.
  • Las organizaciones pretenden “no cosificarse” y más “asociarse con atributos y emociones humanas”, con la pretensión de tener friendly-customers y prosumers en los que poder influir y a la vez ser influidos. Permiten aprender las nuevas formas de socializacion digital.
  • La dimensión tiempo sólo es importante en relación al concepto de inmediatez, puesto que la existencia de comunicaciones e interacciones, en tiempo real o retardado, es continua.

“Es imprescindible averiguar dónde está el punto de intersección entre la tecnología y el  comportamiento humano

estar en las redes sociales es formar parte del mundo digital

¿Cómo te pueden ayudar las herramientas de Social Selling y las RRSS a generar FOMO?

Para que este síndrome surja, previamente debe existir adicción a la empresa, hacia sus productos y/o servicios.

En las RRSS hay que practicar la escucha activa, saber leer entre líneas, averiguar cómo son los seguidores, sólo entonces podrás generar los mensajes sobre los beneficios que le aportará tu producto o servicio sobre esa necesidad/expectativa/carencia en particular.

Adaptar el  lenguaje a los perfiles con este síndrome y averiguando qué es lo que más les motiva, qué ejerce sobre ellos esa adicción lleva tiempo: determinar si nuestra web debe ser un sitio exclusivo o todo lo contrario, si debe ser un espacio que enaltezca el narcisismo o no, si gusta porque permite interactuar de tú a tú  con un personaje/ famoso, o bien porque aporta soluciones: de imagen, de autoestima, salud,…

Generado el enganche (engagement) con  estos perfiles hay que habituarles al consumo reiterado, incidiendo en que si  se pierden un contenido, estarán fuera de juego, lo que provocará la necesidad de estar permanentemente conectado.

Ejemplo: te llega un aviso al móvil de una red social con una imagen en la que están tus amistades celebrando algo, sonrientes y compartiendo las botellas de vino que les ha regalado una marca determinada…entonces es cuando “puedes imaginar lo diferente que habría sido la situación de haber estado tú ahí”. Si a eso le sumamos, los comentarios, el resto del álbum de fotos, la cantidad de personas que estuvieron presentes… se generará la sensación en ti de que estaban: “Todos menos tú”. En esta ocasión ¡El aplauso digital no va dirigido a ti!

Estar conectado o desactualizado

Pero, a pesar de que las empresas para vender deben aprovechar cualquier recurso a su alcance,  no está de más que adoctrinen a sus seguidores con FOMO, sobre un concepto básico y es que, en el entorno digital deben aprender a gestionar su tiempo con responsabilidad y productividad.

¿Qué debe diferenciar a las Empresas 3.0 del resto?

Que además de ser  “agentes socializadores” deben transmitir en sus comunicaciones VALORES”

Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.