coopetitividad

Comunicación y coopetitividad. Fases a seguir para crear un proyecto a partir de una necesidad

COMUNICACIÓN Y COOPETITIVIDAD EMPRESARIAL PARA EL ÉXITO EN LA DIRECCIÓN POR PROYECTOS

Existen todavía muchas piedras en el camino de los directores de equipos o gestores de proyectos, y es mucha la basura acumulada en los bordes del mismo, pero eso no significa que el camino no sea transitable.  Aprender lo antes posible a trabajar por proyectos y saber dirigir a las personas que deben conformar el mismo significa generar oportunidades en el ámbito empresarial, para ello sólo hay que abordarlos desde el optimismo y el realismo.

MUNDO CEO: SÍNDROME DE PROCUSTO

Los Síndrome de Procusto son un tipo de directivo tradicional que quiere que todo se ajuste a lo que dice o piensa, carente de empatía y habilidades de liderazgo. ¿Cómo se aprovecha este perfil en la empresa?

el medidador facilita el acuerdo y la comunicación en la empresa

¿Por qué necesita tu empresa un mediador?

La necesidad de contar con los servicios de un mediador en la empresa surge de los numerosos conflictos tanto jurídicos como cotidianos derivados de la propia actividad de la organización o del ambiente laboral de la empresa o negocio. ¿Qué aporta la mediación a las empresas en resolución de conflictos?

 

zonas de comunicación de la ventana de johari

CEO’S vs. LA VENTANA DE JoHaRI

¿Evitar estar en los medios sociales evita una mala comunicación corporativa? ¿Cuál es el verdadero miedo de los CEO’s a participar en las comunicaciones públicas?  Una de las herramientas más efectivas que permite indagar cómo fluye la comunicación entre los protagonistas y por lo tanto mejora la comunicación interpersonal es: la Ventana de JoHaRi.  ¿Qué aporta esta herramienta a los CEO’ s?

grupo de trabajadores más satisfechos si no padecen Síndrome de Estocolmo

MUNDO CEO: “AMISTADES PELIGROSAS” O EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO LABORAL

El Síndrome de Estocolmo en clientes junto con el Social Selling puede aumentar las ventas, fidelizándolos sin ejercer medidas de presión, sino generando una vinculación psíquica y emocional entorno a tus productos/servicios. Por otro lado, es necesario evitar este síndrome entre tus empleados, para que estos también se sientan unidos a ella sin hostigamientos y repercuta en los resultados de la empresa. Por tanto, un CEO debe saber optimizar este síndrome y sacar partido de él fidelizando tanto a los clientes como a los empleados.